Terapia de sesión única y de sesión cero para mujeres que viven violencia: el tiempo es naranja

Antes de hablar acerca de la brevedad del tratamiento, que más que referirse a una cuestión psicoterapéutica cuando de atender a la violencia de género se trata, se refiere a una cuestión legal,

Antes de hablar acerca de la brevedad del tratamiento, que más que referirse a una cuestión psicoterapéutica cuando de atender a la violencia de género se trata, se refiere a una cuestión legal, nos gustaría dejar en claro dos escenarios posibles en los que se presentan las situaciones de violencia de género en nuestro campo de trabajo Ψ.


1) LA USUARIA QUE VIVE VIOLENCIA HACE CONTACTO CONTIGO VÍA TELEFÓNICA O A TRAVÉS DE REDES SOCIALES.

Ya sea que trabajes para una institución pública (no especializada en la atención a la violencia de género) o en tu consultorio particular, este primer contacto es una oportunidad única para escuchar a la usuaria acerca de: ¿qué es lo que la motiva a recibir tratamiento en este preciso momento de su vida?, y, ¿qué es lo que quiere lograr acudiendo a nuestro servicio?, y para hacerle saber que esa realidad es posible, si ella acude a una INSTITUCIÓN GUBERNAMENTAL ESPECIALIZADA en violencia de género, por lo que resulta indispensable que cuentes con los datos de contacto de tales instituciones.

En el caso de no llevar a cabo este sencillo proceso de canalización y ofrecerle consulta a la usuaria en cuestión, POR LEY, tendrías que REFERIRLA de acuerdo a NOM-046-SSA2-2005. VIOLENCIA FAMILIAR, SEXUAL Y CONTRA LAS MUJERES. CRITERIOS PARA LA PREVENCION Y ATENCION, a una institución gubernamental especializada en la atención a la violencia de género al final de dicha consulta.

¿La atendiste?, desde luego, pero le habrás hecho perder tiempo valioso del que podría depender su vida.

Para concluir el primer escenario, si llevas a cabo de manera correcta este sencillo procedimiento de canalización, seguramente habrás perdido una consulta particular, o desde luego un registro en tu reporte mensual de productividad si es que trabajas para alguna institución gubernamental, pero le habrás ofrecido una valiosa alternativa de vida a una mujer en situación de violencia.


2) LA USUARIA QUE LLEGA A TU CONSULTORIO MANIFIESTA DE MANERA EXPLÍCITA O IMPLÍCITA QUE VIVE VIOLENCIA DE GÉNERO

Una situación desafortunada pero común es la de la normalización de la violencia en la vida de las mujeres.

Hace algún tiempo atendí a una chica de 22 años a quien por motivos de confidencialidad llamaré Lisa, quien inicialmente me solicitó una consulta para atender su “nerviosismo” a la hora de presentar los exámenes de la universidad.

Después de llenar los formatos del expediente clínico, la sesión continuó de la siguiente manera:

KARLA: Lisa, ¿qué te gustaría lograr con la terapia?

LISA: Me gustaría tener más seguridad a la hora de presentar los exámenes, me pongo muy nerviosa.

La conversación continuó durante 10 minutos cuando Lisa me interrumpió abruptamente.

LISA: Discúlpeme psicóloga Karla, es mi teléfono que ha estado sonando desde que comenzamos a platicar, es mi novio que quiere que le mande la ubicación del consultorio.

Después de esta interrupción el teléfono de Lisa sonó unos 5 minutos después…

LISA: Psicóloga Karla, en serio discúlpeme, es mi novio otra vez, déjeme mandarle una foto de cómo ando vestida para que no se enoje y nos deje continuar con la terapia…

Después de validar a Lisa y de contrastar las interrupciones del novio en sus asuntos importantes como la universidad o la terapia, le pregunté si pensaba que la forma de relación con él, le ayudaría a lograr responder con seguridad a los exámenes y graduarse de la universidad, a lo que ella me respondió que no.

KARLA: Lisa, tú eres una mujer que desea salir adelante, presentar sus exámenes con seguridad y volverte toda una profesionista, ¿cierto?

LISA: Así es… es mi sueño.

KARLA: ¿Qué tanto la dinámica con tu novio te permite realizar ese sueño?

LISA: No sé… no me lo permite (con lágrimas), estoy preocupada todo el tiempo por lo que él hace.

KARLA: Déjame saber si me permitirías ofrecerte una alternativa que te ayude a alcanzar tu sueño de ser profesionista, sin que te encuentres preocupada por lo que él hace.

LISA: ¿Eso es posible?

KARLA: Desde luego… yo estoy aquí contigo para ayudarte. Necesito alguna información… déjame ir por unos formatos.

LISA: Está bien (sonriendo)…

Con el consentimiento de LISA y sabiendo ella que dicho procedimiento le ayudaría a lograr su sueño de ser profesionista apliqué el instrumento contenido en la NOM-046-SSA2-2005. VIOLENCIA FAMILIAR, SEXUAL Y CONTRA LAS MUJERES. CRITERIOS PARA LA PREVENCION Y ATENCION, para la evaluación del riesgo en cuanto a violencia de género y después de procesar la información que me arrojó el instrumento, entregué a Lisa una HOJA DE REFERENCIA para que ella asistiera posteriormente a una unidad gubernamental especializada.


CONCLUSIONES


Para atender a las usuarias en situación de VIOLENCIA que nos contactan por primera vez ya sea para solicitar una cita o que dicha información se manifieste directamente en nuestro consultorio el término “TERAPIA BREVE” ahora nos parece insuficiente, cuando se trata de poner a salvo la integridad o la vida de alguien.

¿Cuántas sesiones necesitamos para ser resolutivas cuando de salvar la vida de una mujer se trata?

 

Pin It

Imprimir